Entrevista en Eldiario.es

Entrevista en Eldiario.es

Dejó el mundo del carnaval sin hacer mucho ruido, pero este año la vuelta del comparsista Antonio Martínez Ares es uno de los principales atractivos del Concurso del Carnaval de Cádiz, que arranca mañana, haciendo que las entradas para su debut se hayan agotado en minutos.

Martínez Ares pisará de nuevo las bambalinas del Gran Teatro Falla el 15 de enero con la comparsa Los cobardes tras más de una década sin competir en este exigente concurso del que logró ser uno de los cabeza de serie desde que comenzó su andadura, en 1984, con Requiebro.

"Después de 13 años hay mucha responsabilidad, presión, ganas y sobre todo un poco de 'acojone'- reconoce en una entrevista con Efe- porque es volver otra vez a intentar descubrir si la bicicleta sigue estando engrasada".

Asimismo, asegura que hay "mucha ilusión" no sólo dentro de la agrupación, sino también por parte de la gente, del público, lo que le "anima" y "ayuda" y le da "muchísimas alas" para sortear esa "explosiva mezcla" de sensaciones.

"Ahora es cuando aparecen realmente las dudas, estar más o menos de acuerdo con lo que tienes, y con muchísimas ganas de parir", explica.

Durante su período alejado del Concurso, Antonio Martínez Ares (1967) ha sido músico y cantautor. Posee dos discos en solitario "Por Martínez Ares" (2004), Premio de la Música como mejor disco de canción española, y "Yo y mi circus-tancia" (2013).

Además, ha compuesto bandas sonoras como la de la película "Cosas que hacen que la vida valga la pena", interpretada por Pasión Vega, cantante para la que ha compuesto varios temas. Pastora Soler o Raphael también han interpretado canciones de su autoría, entre otros.

En 2008 fue pregonero del Carnaval y ya por aquella época, a pesar de que muchos se lo pedían, afirmaba que no volvería a participar en el Falla.

"Calabazas" (1991), "Los miserables" (1993), "La Ventolera" (1994), "El brujo" (1995) y "La niña de mis ojos" (2001) son algunas de su veintena de agrupaciones más sonadas a las que imprimió un sello reivindicativo y trasgresor y con las que cosechó cinco primeros premios y fue diez veces finalista.

De hecho, por una polémica letra dedicada al Papa, fue expulsado de la Cofradía del Nazareno a quien dedicó uno de sus pasodobles más famosos: "Sin tu melena al viento/ me quedo pa siempre/ y sin llevarte a hombros / me dejan los santos/ los mismos que aplaudieron/ y enorgullecieron de ser mis hermanos/ cuando llegó el momento/ guardaron silencio y lavaron sus manos / lo mismo que Pilatos (...)".

Veinte años después arremete contra el Patronato del Carnaval, al que acusa de "no haber evolucionado nada". "Al contrario, está involucionando cada vez más. Esperemos que sea para que dentro de poco ya no lo tengamos", apostilla.

"Como todos los grupos", asegura, antes de salir a las tablas del Falla ya tiene cerradas muchas de las actuaciones con las que recorrerá buena parte de Andalucía a partir de febrero.

"Tampoco considero que vayamos a ser ahora los que vayamos a ser los más ricos del cementerio. Por supuesto es una actividad económica sobre la que queremos sacar el rendimiento adecuado pero no me gustan las frivolidades sobre este tema", ha afirmado.

También ha opinado sobre uno de los temas más enquistados de la fiesta gaditana, el Museo del Carnaval y, en este caso, considera negativo que haya tomado un "carácter político más que de ciudad".

"Hasta que no arranquemos ese concepto de las manos de los políticos no vamos a poder hacer nuestra propia historia. Yo siempre he pensado que museo y política como que no y no me conformaría con dos caretas de plástico y cuatro disfraces", añade.

Hace 31 años su padre lo llevó a la peña Nueva Andalucía para que se le quitara el 'gusanillo' del carnaval pero lejos de retroceder consiguió meterse en su primera final. En su vuelta intentará representar con su comparsa la valentía del ser humano y rememorar el concepto que lo inspiró ya que "hombre cobarde no conquista mujer bonita".