Actuación de los cobardes en cuartos con letras de pasodoble

Actuación de los cobardes en cuartos con letras de pasodoble

La memoria cobarde

Fue en una noche vieja igualita a esta noche,

tú ibas con tus amigos, qué elegante estabas.

A posta tropecé, te miré y desde entonces

supe que nunca en la vida te iba a dejar.

Fue en una noche vieja, nos dimos un beso,

¡No me digas que no! ¡Qué cosas tienes!

Sólo pensarlo y me palpita el pecho

por más que me chinches yo sé que por mí te mueres.

He pedío permiso pa abrir el balconcito

y así vemos los fuegos escribir nuestros nombres.

He escondío champán, pero solo un sorbito.

No te has puesto corbata, ¡Ay qué hombre, ay qué hombre!

¡Ya repican los cuartos! ¡Corre, las campanadas!

Toma tus doce uvas, venga tranquilo, no pasa nada.

Una por guapo, dos por tus besos,

tres por los niños, cuatro por nosotros y cinco por ser bueno.

Seis por los sueños que hemos vivío,

siete por hacerme feliz y ocho por lo sufrío.

Nueve por verte cada mañana,

diez por peinar mis canas, once por tanto amor,

doce por otro año que estemos así los dos.

Fue en una noche vieja… ya te ha entrao el sueño.

Y como el primer día, sin ti no sé qué haría,

bésame, vida mía. ¿Quién eres que no me acuerdo?


Los niños cobardes

Solo vine a avisarle que mi hijo del alma

ya no vendrá jamás a estudiar a este centro,

anoche descubrimos abierta su ventana

pero él ya había volado de su habitación.

A los pies de un muñeco guardó en un cuaderno

esta carta de amor, esta derrota;

voy a robarle un mísero momento

quiero que la lea y después le ponga nota.

Leálo y dígame porqué estaba tan triste.

Léalo y dígame porqué quiso matarse.

Dígame que no es cierto lo que él mismo dice.

Leálo y dígame qué pasaba en las clases.

Tenía once años y ha saltao al vacío,

la ciencia de la vida para los restos hemos suspendío.

Era un chiquillo bueno y brillante

y por lo visto acosao y humillao por cuatro cobardes.

Donde hay un lobo hay un cordero,

tras un rarito hay un matón y un padre que da miedo.

Usted no puede, usted no sabe,

usted tiene la llave pa que no ocurra más.

Diego, se llama Diego, no lo vaya a olvidar.

Solo vine a avisarle que esto no se acaba.

Bienvenido a mi infierno, ahí tiene su cuaderno

pero antes de leerlo cierre muy bien su ventana.